La Dieta Mediterránea

 

  El Mar Mediterráneo está rodeado por un grupo extraordinariamente diverso de países: Italia, Francia y España al norte, Grecia, Turquía, Israel, Líbano y Siria al este, y al sur, los países del norte de África de Egipto, Túnez , Marruecos, Argelia y Libia. Esto significa que no existe una sola "dieta" que abarque toda la región mediterránea: los platos cargados de especias de Marruecos se parecen poco a la cocina con limón y alcaparras del sur de Italia. Más bien, la dieta mediterránea se trata de lo que estas cocinas tienen en común: un énfasis diario en verduras y frutas, frijoles y lentejas, granos integrales, más mariscos que carnes y aves, y aceite de oliva saludable para el corazón. Esta es la esencia de la forma mediterránea de comer.

Muchos estudios han atribuido varios beneficios para la salud a esta dieta, con hallazgos muy alentadores, y la investigación aún está en curso. Como resultado, durante las últimas dos décadas, la dieta mediterránea ha ganado mucha atención a un ritmo creciente debido a la mayoría de los beneficios para la salud, como menos enfermedades cardiovasculares, promoción de niveles saludables de azúcar en la sangre, mejora de la función cognitiva y incluso la prevención de enfermedades como el Alzheimer y ciertos tipos de cáncer. Aunque las personas que viven en los países mediterráneos tienden a consumir cantidades relativamente altas de grasa, tienen tasas mucho más bajas de enfermedades cardiovasculares, y se cree que una de las principales explicaciones es que esta dieta es  bajo en grasas saturadas y alto en grasas monoinsaturadas y también lleno de fibra dietética.  

 

Los principales componentes de la Dieta Mediterránea son:

 

  • Actividad física diaria

  • Pasar tiempo con familiares y amigos

  • Un énfasis en abundantes alimentos vegetales (verduras,

     papas, frijoles, hierbas para pan, nueces, semillas y otros cereales)

  • El aceite de oliva como principal fuente de grasa

  • De cero a cuatro huevos consumidos por semana.

  • Productos lácteos diarios (principalmente queso y yogur de

     leche de oveja y cabra)

  • Muy poco consumo de carne roja.

  • Cantidades bajas a moderadas de pescado y aves

  • Cantidades bajas a moderadas de vino.

  • Frutas frescas todos los días

 

La pirámide de la dieta mediterránea

 

Esta pirámide, que representa la dieta mediterránea tradicional óptima, se basa en las tradiciones dietéticas de Creta y el sur de Italia en la década de 1960. Está estructurado a la luz de la investigación sobre nutrición realizada en 1993 y presentada por el profesor Walter Willet durante la Conferencia Internacional sobre las Dietas del Mediterráneo de 1993, celebrada en Cambridge, Massachusetts.

La Pirámide de la Dieta Mediterránea subraya la importancia de los alimentos que componen los principales grupos de alimentos. Cada uno de estos grupos de alimentos individuales ofrece algunos, pero no todos, los nutrientes que uno necesita.

Los alimentos de un grupo no pueden reemplazar los de otro grupo. Todos los grupos son necesarios para una dieta saludable.

El punto más alto de la Pirámide, por lo que su consumo es menos aconsejable, lo ocupan las carnes rojas y un poco más abajo, pero también de poca importancia, los dulces y la bollería. La actividad física regular y la hidratación adecuada son vitales para mantener una buena salud y un peso óptimo. El vino se puede consumir con moderación, principalmente con las comidas (1-2 vasos/día). Es opcional y debe evitarse siempre que ponga en riesgo a las personas oa otras personas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONCLUSIÓN: EL MÉTODO KISS*
Parece que con demasiada frecuencia, a pesar de nuestros extraordinarios avances en la ciencia, nos damos cuenta de que algunas de las prácticas más antiguas y sencillas de nuestros antepasados son la clave para llevar una vida feliz, saludable y plena. La dieta mediterránea es un ejemplo perfecto de eso. Reunirse alrededor de una mesa con familiares y amigos para disfrutar de la pesca fresca del día con algunas verduras de la huerta, pan integral bañado en aceite de oliva, junto con una copa de vino tinto no es demasiado complicado. Agregue una agradable caminata nocturna después de la cena y habrá recorrido un largo camino para mejorar su salud, sin suplementos especiales ni polvos sospechosos.

* - Manténgalo simple estúpido

 

 

fuentes:

  COI

La fuente del aceite de oliva 

The Mediterranean Diet Pyramid
Main components of the Mediterranean Diet are